09 de febrer 2015

Un día de descanso, vale por dos de entrenamiento.

Como atletas es importante aprender a escuchar a nuestro cuerpo. Como más nos entendamos a nosotros mismos, mejor irán las cosas y posiblemente nuestro entrenador tendrá información extra que le ayudará mucho.

Hay días que estamos cansados, ya sea por el trabajo, estudios o por los entrenamientos previos; son días en los que no tenemos la misma energía para entrenar, pero lo hacemos y seguramente mejor de lo que esperábamos. Pero hay otros (y aquí está el quid de la cuestión) en los que nuestro cuerpo pide a gritos descanso.

Tenemos la responsabilidad de escucharnos y cuidarnos. Desde mi experiencia, os puedo decir casi con total certeza, que los días en los que tu cuerpo te dice que necesita descansar y entrenamos; solemos tener sensaciones de sobre esfuerzo y sentimos como estamos pidiendo demasiado a nuestros músculos. Estos entrenamientos a veces pueden llegar a ser hasta contraproducentes.

Es igual de importante descansar que entrenar. Hablando en términos fisiológicos, después del entrenamiento, una buena alimentación y descanso, son imprescindibles para recuperar la energía y reparar las fibras dañadas durante el ejercicio, además añadimos algunas fibras nuevas, de manera que nuestros músculos se fortalecen. Estamos hablando sin querer de la super-compensación, un tema del que os hablaré más a fondo en otro post!

Un buen entrenador, esto lo tiene muy en cuenta y siempre respeta los periodos de descanso.

Os animo a empezar a escucharos más, aprendiendo a interpretar las señales que nos lanza nuestro cuerpo. estando atentos a cualquier molestia o dolor (sin volvernos tiquismiquis, como deportistas es normal tener alguna molestia de vez en cuando sin que signifique lesión o sobrecarga ;) ) y saber cuándo podemos llevarnos al límite y cuando es mejor parar!!

A SEGUIR SUMANDO KILÓMETROS

FOTOGRAFIA ANTONIO ROMERO



Si te ha gustado el post de hoy puedes compartirlo o suscribirte al blog, me harías muy feliz!
  


Publica un comentari a l'entrada

On m'ha portat l'atletisme

On m'ha portat l'atletisme